Crear un Kubo

Diferencias entre un Kubo Bote y un Kubo División

¿Qué es un Kubo Bote?


En un Kubo Bote no hay una cantidad final determinada que haya que alcanzar. Se pide una cantidad por persona y cuantos más se apunten más dinero habrá en el Kubo. 

Es un Kubo ideal para organizar cenas en casa, para ir de viaje con amigxs, o para cualquier cosa que se os ocurra en la que lo que importa es el precio por persona y no el  total.

¿Qué es un Kubo división?


En un Kubo división hay que dividir una cantidad determinada y cerrada entre los miembros finales del Kubo. 

El Kubo se puede mandar a tantas personas como quieras pero solamente se dividirá la cantidad total entre los que acepten. Por lo tanto, cuantas más personas acepten el Kubo, menos tendrá que pagar cada unx.  

Por ejemplo, si sólo aceptan dos personas un Kubo, (incluyendo al administrador) cada una pagará la mitad de la cantidad total. Pero si hay cinco miembros en el Kubo,  (incluyendo al administrador) entonces cada uno tendrá que pagar una quinta parte del precio total. 

¿Qué cantidad máxima de personas y cuál es el precio máximo de cada Kubo?


Por el momento, en ambos Kubos (tanto el Bote como el División)  hay un límite máximo de 50 personas por Kubo  y una cantidad máxima total de 2000€ por Kubo. 

¿Cuáles son las reglas y para qué sirven?


En la descripción del Kubo que es donde vienen descritas las reglas del mismo. Las reglas de los Kubos tanto del Kubo Bote como el Kubo División son muchas, entre ellas están la fecha de cobro, los enlaces al producto, los calendarios de uso, depende de lo que compartas, se establecen unas u otras

Sirven para que todos los miembros del Kubo tengan la información de lo que se está compartiendo y no haya problemas a la hora de gestionarlo. 

Pongamos el ejemplo de un Kubo con una segunda residencia en la playa que alquilas con tus amigos durante todo el año.  En la descripción del Kubo añades las reglas:  la fecha de pago mensual, el calendario de uso, un enlace al drive para poder compartir las facturas de los gastos comunes (como electricidad, agua, limpieza…). Puedes añadir también la póliza del seguro y todo lo relacionado con la vivienda que compartís. 

En resumen es hablar de las condiciones y que todo quede claro y organizado de una forma muy sencilla. 

Algunos ejemplos de Kubos