Organizar cenas con amigos sin volverse loco

Las cenas con amigos siempre son un lío. ¿Cómo solucionar los problemas que surgen al organizar cenas en grupo? En este post te daremos soluciones a todos estos conflictos que hará que no pares de organizar cenas y planes con tu gente.

Introducción

Es una pena que cada vez veas menos a tus amigxs. Cada unx tiene su vida, poco tiempo y siempre hay razones de mierda para no quedar. También es triste que dejes de organizar cenas con los colegas porque a veces hay malos rollos: que si uno no paga lo que debe, que si siempre organiza el mismx… Pero siempre hay formas de unirse y hacerlo todo más fácil. Aquí te damos consejos para que sigas organizando planes y sobre todo una solución y excusa para veros más.

¿Quién organiza las cenas con amigxs?

Siempre es la misma persona quien organiza los planes y acaba cansadx de proponer, esperar la respuesta de todos, buscar sitio, comprar las cosas, adelantar el dinero, poner su casa, limpiar todo después… Si, sí ahora que lo lees te parece agotador pero más agotador es para quien lo hace.
Así que hay que establecer turnos de organización. Por ejemplo, una vez por semana cada uno es el anfitrión, de esa manera cada vez se encarga unx y no se hace tan pesado. Además si se organizan varias cenas tendréis la excusa perfecta para veros más.

¿Quién pone el espacio?

Con el espacio ocurre lo mismo. Normalmente es la misma persona quien ofrece la casa. Eso quiere decir que invitas tú, organizas, preparas, compras y la gente viene a mesa puesta como mucho con el postre y algo de beber. Por no hablar de luego tener que limpiar todo y cuando digo todo me refiero a todo, que nos conocemos siempre hay alguien que pota fuera de la taza del WC y no es nada agradable.
Para eso tenemos otra solución: que cada vez busque el espacio alguien distinto. Pones tu casa, organizas un picnic, alquilas un espacio o ofreces la casa de tu suegro si le tienes mucha manía donde quieras. La cosa es que cada vez se encargue alguien diferente.

¿Cómo gestionamos el tema del dinero?

La pasta, el temazo.

Está claro que cuando unx invita a cenar a casa, compra y pone la nevera entera a disposición de los invitados pero como se te alargue un poco la cosa acaban en la bodega arrasando con todo el alcohol que tenga y al final eso sale caro.
Otra opción es hacer un bote y aunque el anfitrión haga la compra, cada uno paga su parte. Pero aún así sabemos que eso es un verdadero dolor de cabeza porque al final la gente siempre se escaquea. Además ir pidiendo 5€ a la gente parece que queda mal pero no es justo porque tu has puesto el dinero de todos aparte de comerte el marrón de organizar.
Lo mejor es establecer un precio cerrado por la cena, que la gente pague por adelantado y listo. Así que el que no paga, no cena.

La solución, Kubik

La solución que hemos planteado a todos los problemas se llama Kubik y es una herramienta que puede ser muy útil para organizar de manera sencilla.
Con Kubik puedes organizar cenas y hacer turnos de ”anfitrión” porque ahora organizar es muy fácil. El líder del kubo busca el espacio, hace la compra y se encarga de todo pero lo mejor es que no tiene que adelantar el dinero porque crea un Kubo con la descripción de la cena. Invita a la gente que quiere, y cada unx paga su parte por adelantado.
¿Es o no la solución y excusa perfecta para veros más?

Quizá también te interese cómo hacer otros planes con amigxs, como una despedida de soltera, y no morir en el intento.

Un saludo
Los de Kubik.

Otras entradas del Blok