¿Eres de lxs que siempre organiza los regalos en grupo?

¿Tienes que hacer regalos entre varias personas y siempre te encargas tú? Te damos algunos consejos para que regalar entre varios sea super sencillo.

Cumpleaños, Navidades, que si vuestrx amigx se va a vivir a Australia, otrxs van a tener hijxs.… Existen mil ocasiones para hacer regalos a vuestra gente y como no, siempre lo hacemos en grupo. Porque somos seres sociables, porque nos encanta compartir y porque para qué engañarnos, regalar de forma conjunta sale más barato, se regalan mejores cosas y nos calentamos menos la cabeza. Aunque esto último tiene un matiz. No es que pensemos menos sino que siempre piensan y organizan las mismas personas. Y esto no es del todo justo. Te explico los problemas, (aunque si estás leyendo esto, serás de lxs que siempre pringan y te los sabrás de memoria) y las soluciones para que hacer regalos compartidos no sea un infierno.

Problemas a la hora de hacer un regalo compartido.

Siempre ocurre lo mismo a la hora de hacer un regalo entre varios, salen voluntarixs forzosxs, lxs mismxs ¿porque será?. Al final organizan lxs que son más espabiladxs, decididxs, lxs que tiran del carro vamos y estxs pobres tienen siempre que hacer un currazo increíble que nadie ve, ni valora.
Digo todo esto con conocimiento de causa porque yo soy de “ESAS” que siempre se encarga de todo y te lo cuento desde un caso concreto. Hace unos meses fué el cumpleaños de Paula y queríamos hacerle un regalo. Pues venga, creo un grupo de whatsapp, pienso quien debe estar dentro, porque a parte del grupo de amigxs de siempre, sé que hay gente que viene a la fiesta y le gustaría participar. Añado a su amiga con la que va a clases de skate, a sus dos compañeros de curro de los que siempre me habla (menudo percal conseguir sus contactos, esto daría para otro post), a su prima que siempre aparece en todos los saraos… venga, ya estamos todxs. Me curro un mensaje motivador explicando el motivo de la creación del grupo y abro debate de que le podemos regalar y siempre suceden dos cosas: una es que de veinte personas que somos en el grupo solamente contestan tres; y la otra es que lo único que dicen es “ me da igual, lo que queráis”. Entonces tengo que pensar todo por las 20 personas que vamos a hacer el regalo y además intentar que todxs estén contentxs, porque para quejarse siempre están a tiempo pero el resto que lo haga ella, es decir yo, “que sabe más, que la conoce más”. En fin mil excusas para escaquearse…

Yo pregunto si alguien sabe si tiene todo el material de skate, si les parece buena idea regalarle un plan más que algo material… pero nada, no responden. Así que me paso las noches antes de acostarme googleando “regalos originales de cumpleaños” “regalar experiencias” “ regalos para mujeres de 30 años” un verdadero horror. Me acuesto y sigo sin ideas. De camino al curro mirando Instagram se me ocurre regalarle un skate eléctrico de Bewatt porque el normal se le da un poco mal, todo hay que decirlo, y además le va a flipar y pensé dárselo un finde en Kikopark Rural  de sorpresa con todos los amigxs con muchas actividades (que organizan allí mismo) que ella es muy de su gente y de vivir mil experiencias. Lo pongo en el grupo y la gente ni se pronuncia, algunos dicen que si,  otros que, bueno que a cuánto saldremos. Yo claro tengo primero que ir a la web de cada producto ver cuanto cuesta, ponerlo en el grupo y esperar a que se pronuncien. Una vez están todos de acuerdo,  procedo a recopilar el dinero porque cuesta una pasta todo y no tengo ganas de adelantarlo, cosa que acabo haciendo porque no me hacen ni caso. Entonces lo compro todo y reservo la casa, pongo todos los datos en el grupo pero la cosa no acaba aquí. Reclamo el dinero, pasan los días y sigo sin recibir ni un bizum y hay gente que ni responde. 

Se acerca la fecha de celebración del cumple (que por cierto sigo sin tener la pasta de todxs) y la gente empieza a preguntarme si en las cabañas del camping hay secador, si hay que traer toallas, si hay parking, que a qué hora nos vemos. Y aunque puse la  información al principio del todo,  se pierde en el grupo y siempre es más cómodo preguntar de nuevo. 

Harta pero ilusionada llega el día esperado, nos juntamos todxs y Paula flipa con la sorpresa y con el  regalo. Yo al borde de un ataque de estrés  intento relajarme y disfrutar del día, lo pasamos bien pero llega el día de después, yo soy la responsable de la casa y lxs bestias han roto cosas y tengo que dar yo la cara. Lo soluciono, se arregla todo, obviamente se paga entre todxs pero la que hace la gestión siempre es la misma. 

Una semana después sigo persiguiendo a la gente para que me pague la parte del regalo y así van pasando los días y siempre palmo pasta porque aunque consigo que algún rezagado me ingrese el dinero, no lo hacen todos y he pagado yo lo de tres más. Y aunque me prometo que ya no me voy a encargar más de organizar regalos, la historia se repite. 

 

Soluciones a la hora de hacer un regalo compartido.

Si existiera una manera de pagar entre varios estos problemas no sucederían…

Kubik llega para solucionar este problema de una forma muy eficaz porque es una aplicación para pagos compartidos. Es de hecho un marketplace para compras compartidas. Se parece mucho a una red social porque ves los productos mediante vídeos siendo utilizados por otros usuarios y te da muchísimas ideas. Puedes encontrar desde planes, alquiler una casa rural, un camping pasando por comprar cualquier cosa que te imagines: bicis, motos, furgonetas…

Es muy fácil. Puedo hacer, por un lado, un Kubo vacío para recopilar el dinero y no tener que adelantarlo y yo me ocupo de ir a comprarlo o puedo coger un regalo que me ofrece Kubik porque  como he dicho, ahora la aplicación te da las ideas, que vienen en un Kubo y solamente tengo que enviar ese Kubo.

Por ejemplo el Kubo con un patinete de Bewatt,  lo envió a todos los amigoxs, indico la cantidad a pagar por cada uno y pongo una fecha de pago. Los que reciban el Kubo deben pagar obligatoriamente para entrar en el regalo y a mi me llega el dinero de todos en el momento que yo decida y haya indicado a la hora de crear el kubo. Lo que antes estaba semanas para solucionar ahora lo resuelvo en dos clicks, no pierdo dinero, toda la información viene dentro del Kubo y está disponible para todos los integrantes así ellxs no tendrán que ir preguntando que son super pesadxs, ni reclamando el dinero a nadie. 

 Además mi amiga María que tiene un negocio de camping, restaurantes y actividades de aventura dice que también le ha solucionado la vida porque suelen ser cosas que se reservan entre varios y luego es un lío con los pagos y que pierden muchas reservas por esa razón así que es una herramienta que facilita tanto al usuario como al comercio. 

De esta manera a mi ya no me importa organizar los regalos, es más, me gusta porque me encanta ver las ideas que proponen y te metes por hacer un regalo de un cumple y luego salen mil planes con lxs amigxs porque hay tantas opciones que molan tanto que lo quieres hacer todo. Además hay muchísimos descuentos, y es muy fácil de hacer.

Si también eres la persona del grupo que organiza los planes te dejamos otro post que te puede interesar.

Ale a seguir regalando y organizando.

De nada!!!!

Un saludo 

Lx  de marketing de  Kubik.

Otras entradas del Blok